Asociación Española de Guardias Civiles

AEGC denuncia una nueva agresión con un garfio a un agente en el perímetro fronterizo de Melilla durante un asalto a la valla

AEGC desde que se tomó la decisión de sustituir las concertinas en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla ha estado reclamando medidas de protección para los agentes que ahora están aún más expuestos ante las avalanchas que protagonizan los inmigrantes para intentar violentar nuestra frontera. 

AEGC denuncia una nueva agresión con un garfio a un agente en el perímetro fronterizo de Melilla durante un asalto a la valla
Herido un guardia civil en un asalto a la valla de Melilla
Herido un guardia civil en un asalto a la valla de Melilla
Como ha sido el caso registrado la madrugada del miécoles en la zona del barrio Chino donde una docena de inmigrantes se emplearon con extrema violencia alcanzando con un garfio en el mentón a uno de los guardias civiles que custodiaban la zona. "El agente, al que deseamos una pronta recuperación, ha tenido que ser trasladado a Urgencias donde ha tenido que recibir diversos puntos de sutura. Afortunadamente el inmigrante no llegó a tocar ningún órgano vital del compañero pero aún siendo ignorantes en medicina todos sabemos que esta agresión pudo costarle la vida si en vez de ser el mentón es un poco más abajo, el cuello, donde se encuentra la yugular", indican desde la AEGC..
"Desde AEGC no entendemos porque el Eejecutivo retiró todas las concertinas del vallado fronterizo y no esperó a ir retirando este material al mismo tiempo que ponía el nuevo, el llamado peine invertido. Con sus prisas ha dejado desprotegidos a los agentes que ahora además de hacer frente a las agresiones con piedras, acido, orines que los inmigrantes les arrojan desde la valla también tienen que defenderse de las agresiones con los garfios que emplean para trepar por la valla", desctaan.
Desde el punto de vista de la AEGC, ·la agresividad que emplean los inmigrantes en sus asaltos, como ha denunciado nuestra asociación, ha ido en aumento en los últimos años, dejando en cada asalto algún agente herido lo que implica no solo que se esté poniendo en riesgo la vida de los guardias sino que la plantilla se ve aún más mermada al causar baja para el servicio. Desde AEGC exigimos que se amplíe urgentemente la plantilla con personal fijo y no itinerante, como está haciendo el Ministerio del Interior. El problema con los asaltos no es esporádico y por tanto requiere una plantilla fuerte, bien equipada y reforzada, porque para los que están al otro lado intentando alcanzar su sueño de llegar a Europa la vida de los guardias civiles que están para repelerles no vale nada. Somos sólo el último muro y vienen dispuestos a derribarlo cueste lo que cueste, el Ministerio del Interior conoce el problema ahora solo le falta tener voluntad para solucionarlo porque al otro lado de la frontera hay más de 400 inmigrantes que tensionan cada noche la valla", concluyen.
Comentarios
AEGC denuncia una nueva agresión con un garfio a un agente en el perímetro fronterizo de Melilla durante un asalto a la valla