ARMAMENTO

Así son los “cuchillos voladores”, los 'Ninja' R9X Hellfire, los misiles que han acabado con la vida del líder de Al Qaeda

Estados Unidos confirmó en la madrugada de este martes que ha conseguido matar al jefe de Al-Qaeda, Ayman Al Zawahiri, en Kabul, en un ataque de un dron estadounidense en el que se dispararon dos proyectiles R9X Hellfire, uno de los misiles más avanzados de EE UU. No explotan. Lanzan cuchillas.

Así son los “cuchillos voladores”, los 'Ninja' R9X Hellfire, los misiles que han acabado con la vida del líder de Al Qaeda
El 'Ninja', RX9 Hellfire.
El 'Ninja', RX9 Hellfire.

Según explicó un alto funcionario de la administración Biden, el ataque tuvo lugar alrededor de las 6:18 a.m. del domingo. Zawahiri estaba caminando por el balcón de su residencia en Sherpur, Kabul, cuando fue sorprendido por los disparos. El área en el que se encuentra la vivienda está completamente acordonada por las fuerzas de seguridad de los talibanes, que impiden el acceso a punta de fusil.

Los Hellfire son misiles aire-tierra con tecnología de guiado láser. Conocidos como “cuchillos voladores”, los R9X Hellfire tiene, como mejor característica, que no explota, lo que perite que el objetivo sea alcanzado sin un matiz. Así, la Casa Blanca explicó que el lugar al que Al Zawahiri se había trasladado con su familia a la residencia a principios de este año procedente de Pakistán no registró ninguna explosión ni hubo daños hacia los edificios cercanos, así como ningún miembro de la familia murió.

El misil 'Ninja' RX9 Hellfire utilizado para matar a Al Zawahiri
El misil 'Ninja' RX9 Hellfire utilizado para matar a Al Zawahiri, en una recreación informática.

En lugar de portar ojivas explosivas, cuentan con seis cuchillas, capaces de cortar edificios y techos de automóviles con facilidad y que se despliegan momentos antes del impacto, y cortan el blanco sin necesidad de explotar. Su versión anterior dejaba un rastro de quemaduras y escombros, algo que ya no sucede con los R9X. Mide alrededor de un metro y medio y pesa unos 45 kilogramos.

Ena variante de los tradicionales misiles Hellfire, diseñados para destruir objetivos desde helicópteros o aviones. Una modificación cuya principal característica es que en vez de apostar por carga explosiva, dispone de cuchillas y una gran velocidad de impacto para acabar con el objetivo.

Para eliminar a su objetivo, el Hellfire R9X está equipado con seis largas cuchillas alrededor del cuerpo del misil. Cuando se lanza estas cuchillas están escondidas, pero instantes antes del rápido impacto se despliegan. Lo que unido a sus 45 kilogramos de peso y la velocidad, permiten que el misil atraviese coches y algunos edificios para eliminar el blanco.

Entre los militares conocedores del proyecto el misil se denomina "El Ginsu volador", haciendo referencia a unos cuchillos que se vendían en la televisión en los años 70 y 80. Otro nombre que se le ha dado ha sido el de "la bomba ninja".

Comentarios
Así son los “cuchillos voladores”, los 'Ninja' R9X Hellfire, los misiles que han acabado con la vida del líder de Al Qaeda