El gobierno exige a Marruecos el blindaje de Ceuta y Melilla para negociar sobre el Sahara

El gobierno exige a Marruecos el blindaje de Ceuta y Melilla para negociar sobre el Sahara
ceuta y melilla
ceuta y melilla

La implicación de España, EEUU y Francia abre una vía para una solución al conflicto. Por primera vez, los tres países parecen determinados a encontrar una salida, que ya está explorando el nuevo enviado de la ONU, Staffan de Mistura. Rabat continúa con la relación diplomática congelada y la presión migratoria a la espera de que el Gobierno haga gestos sobre la marroquinidad del Sáhara. En medio de estas negociaciones  se produce el asalto multitudinario a la valla de Melilla que sólo es posible si Marruecos se desentiende de su labor de control. El pasado miércoles y jueves entraron en Melilla 800 inmigrantes de los casi 4000 que intentaron entrar, como medida de presión del gobierno alauí.

El ejecutivo español defiende que la relación con Marruecos no puede retomarse sólo modificando la posición de España sobre el Sáhara, y que apoye el reconocimiento de su marroquinidad y su propuesta de plan autonomista, como hizo EEUU,  como solicitan. El gobierno español entiende que debe incluirse en el posible acuerdo  un pacto global que incluya otros compromisos como el blindaje de Ceuta y Melilla, y el compromiso de combatir la inmigración, las redes de narcotráfico o el yihadismo de forma permanente. Este posible pacto no es inmediato por la prioridad de la invasión Rusia a Ucrania, pero el ejecutivo  se muestra dispuesto a avanzar hacia un acuerdo sobre el Sáhara. Lo que se está barajando es conceder al Sáhara un Gobierno propio bajo soberanía de Marruecos, el referéndum de autodeterminación o encontrar cualquier otra nueva salida negociada.

 

Comentarios
El gobierno exige a Marruecos el blindaje de Ceuta y Melilla para negociar sobre el Sahara