ECONOMÍA

El Gobierno logra aprobar un gasto histórico para 2023 y anuncia un impuesto para ricos a partir del 1 de enero

Confirma que la nueva figura será "temporal", pero Podemos presiona para darle carácter "permanente"
El Gobierno logra aprobar un gasto histórico para 2023 y anuncia un impuesto para ricos a partir del 1 de enero
María Jesús Montero.
María Jesús Montero.

El Congreso da luz verde a un techo de gasto en los Presupuestos que ya se preparan para el año 2023 de 198.221 millones de euros. Se trata de la mayor cifra de gasto de la historia que anticipa unas cuentas "expansivas" con el objetivo, según el Gobierno, de hacer frente a la crisis inflacionista derivada de la guerra y que aprovecha la suspensión de las reglas de responsabilidad fiscal autorizada por Bruselas por la situación de excepcionalidad económica a la que se enfrenta Europa por el conflicto en Ucrania.

Con la aprobación de la propuesta gubernamental se da el primer paso para la tramitación del proyecto de Presupuestos para 2023 que aún no ha sido desvelado por el Ejecutivo pero que debería ser remitido a la Cámara en muy breve plazo a fin de evitar que su debate en Congreso y Senado se haga a uña de caballo. Un proyecto que, además, estaría acompañado por un impuesto de "carácter temporal" para grandes fortunas -idea original de Unidas Podemos- que entraría en vigor el 1 de enero de 2023, al mismo tiempo que las cuentas del Estado, y en el que ya trabaja Hacienda.

La confirmación de ese nuevo impuesto a los más ricos ha sido "celebrada" por Unidas Podemos, que ha sacado pecho de que es una demanda "histórica" de su formación y que finalmente haya sido asumida por el PSOE, a pesar de que hace sólo tres meses la rechazó. No obstante, Pablo Echenique ha presionado a su socio para que sea una tasa de carácter "permanente" y no "temporal", como ha dicho Montero Así, ha recalcado que serán "cabezones" a la hora de empujar para que sea un impuesto que venga para quedarse, informa Álvaro Carvajal.

Echenique ha reconocido que su formación no había sido informada previamente de que se iba a implementar un impuesto a las grandes fortunas. "La decisión no la conocíamos, pero la celebramos", ha señalado. Por eso desconoce también todos los detalles de ese nuevo impuesto.

De vuelta al debate presupuestario, admitir la situación excepcional que afecta a toda Europa y dar el visto bueno a una cifra de gasto "histórica" ha abierto una nueva brecha entre los modelos económicos que plantean, de un lado, el Gobierno y sus aliados y, de otro, la oposición. Una brecha por la que inevitablemente se ha colado el debate a cuenta de los impuestos y de las pensiones así como el de la eficacia del Ejecutivo a la hora de emplear un dinero que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que se destina directamente a beneficiar y proteger a la "clase trabajadora".

Montero, en defensa de su propuesta que no viene acompañada de un plan de reequilibrio como exige la ley, ha reclamado a las fuerzas parlamentarias dar el visto bueno a la posibilidad de "superar los límites de deuda y déficit", como permite en esta ocasión Bruselas, "para atender a la situación excepcional" que vive Europa y ha acusado al PP, un partido que ha optado por la abstención, de embarcarse en una estrategia "obstruccionista y negacionista que degrada la vida política" y la impregna de "toxicidad".

 

Comentarios
El Gobierno logra aprobar un gasto histórico para 2023 y anuncia un impuesto para ricos a partir del 1 de enero