.

INVESTIGACIÓN

Los "negociadores" de VOX

Las "puertas giratorias" permiten que determinadas personas obtengan beneficios como consecuencia de sus actividades y antecedentes. 
Los "negociadores" de VOX


La frase 'puertas giratorias'es un eufemismo para definir a un desahogado. Dependiendo de los casos, a un inútil, a un fantasma que depende de una falsa relevancia para darle algo de sentido a su vida.

Antonio Gómez
Antonio Gómez


El aspirante a intermediario político (en realidad, su vida es una sucesión de aspiraciones frustradas), se considera capaz de decidir la nueva correlación de fuerzas políticas en la Asamblea, y por supuesto, las alianzas de gobierno.
Convencido de que maneja es un elegido para acceder a información privilegiada, asume el rol de negociador de culto a la altura del Mosad; en realidad no es consciente de que aquellos que no lo toman por tonto (o si), lo utilizan de correveidiles.

José López Franco
José López Franco

Se trata de un fantasma acostumbrado a esperar la ola buena; en ocasiones ha tenido suerte, y algún amiguete político lo acogió durante su etapa como responsable institucional. Presume de ello exhibiendo algún que otro diploma de trámite, de los que se compran con dinero o con influencia...
En su trayectoria, no hace mucho volvió a encontrarse con otro sujeto siniestro, obsesionado con el dinero y ya forzosamente jubilado.
Este actor de la operación que aupó a Fortes a la Presidencia de la Ciudad, fue testigo privilegiado del intercambio de lo pactado; ofreció nada menos que su casa para ello...

María Villaverde.
María Villaverde.

Y para una impecable definición del personaje, años después se ofreció al GIL para denunciar esa misma operación, a cambio, claro está, de un nada despreciable contrato en la televisión pública.


Ahora, como soldados de VOX, manipulan en favor de una posible alianza con Ceuta Avanza. Ese es el propósito, la apuesta. Una ecuación que los situaría de nuevo en cargos, suculentamente retribuidos, en los que decidir sobre cuentas pendientes, manejar presupuestos públicos, y saciar (por qué no) ese ánimo de venganza que les provocan sus viejos, pero permanentes complejos.
Tiene una forma de actuar característica de los cobardes, incapaces de afrontar los desafíos y aspiraciones personales, cara a cara, fuera del burladero del poder político.
Insensibles a la deriva que esta ciudad pueda tener, piensan a corto plazo. Y nunca son buenos pensamientos. No les importa la suerte que pueda correr la sociedad ceutí si los suyos, llegan al gobierno. Esa es su apuesta: la extrema derecha. En su contra, y a favor de Ceuta, que están perfectamente identificados.

Comentarios
Los "negociadores" de VOX