Antonio Barranco, "el vendedor de humo"

Antonio Barranco, responsable de Helity. IMAGEN MARRUECOM.COM
Antonio Barranco, responsable de Helity. IMAGEN MARRUECOM.COM

"Es importante que nunca inviertas en un negocio que no puedes entender", Warren Buffet. Esta es una de las frases más célebres de uno de los grandes hombres de negocios del s.XX y que el Califa cordobés Antonio Barranco debe desconocer. Es inevitable reconocer que su progreso desde las cocinas del Ejército hasta el hombre de "negocios y mecenas" que es hoy es una realidad, la cuestión es cómo ha llegado hasta aquí.

Indudablemente, sus adeptos y él mismo nos responderían que por su gran inteligencia, pero la realidad es muy diferente, no hay una gran cabeza pensante sino una una gran ambición que le lleva a introducirse en negocios los cuales desconoce totalmente;  unos han sido un auténtico fracaso  ( exportación productos alimenticios a EE UU "La Bodega", Planta Fotovoltaica, licencias de pesca y depuración de marisco en Marruecos, etc) y otros sobreviven porque fueron creados por expertos que conocían muy bien su campo y crearon un plan de negocios que hace posible que sigan funcionando, como Hélity o la recién creada clínica de belleza ShimClinic.

Pero no nos equivoquemos, Barranco es un vendedor de humos, durante los últimos cuatro años que lleva al frente de Hélity, como CEO, título con el que se llena la boca, no ha conseguido nada que no estuviese ya fijado desde sus comienzos, nos ha vendido vuelos desde Gibraltar, donde solo se realizó el de promoción, eso sí, la culpa es del Brexit, no de que lo hizo en plena pandemia, sin un estudio de mercado adecuado y como siempre simplemente porque él lo vale. Melilla, cuya prepotencia e ignorancia le llevó a exigir la apertura del aeropuerto a la conveniencia de sus horarios, petición  que fue rechazada y cuyo monumental enfado le hizo tomar la decisión de terminar con la conexión a Melilla, lo que una vez más demuestra su gran desconocimiento, ahora nos quiere vender los vuelos con Tánger y Tetuán, fenomenal, así si nuestra Ceuta a nivel comercial está por los suelos, ahora ya vamos a rematarla, haciendo que clientes potenciales ni tan siquiera pasen por nuestra ciudad, por qué tanto interés con el reino vecino, no habrá un nuevo negocio a la vista donde  invertir las ayudas que el gobierno local le proporciona  a través de patrocinios  o las subvenciones tanto locales, estatales o europeas que supuestamente deberían ser para invertir en Ceuta y hacer crecer nuestra ciudad, con proyectos viables y reales como la supuesta escuela de pilotos y mecánicos que aún no hemos visto o el famoso simulador que tampoco llega, cuestión de permisos dice el Califa. Mucho cuidado con el reparto de subvenciones, en Andalucia ya hay sentencia firme por el reparto de dinero a diestro y siniestro sin control y mucho de este dinero iba camuflado como formación, pero su destino era otro.

No nos equivoquemos, Antonio Barranco, el sargento que llegó con su petate a nuestras tierras, vio el gran potencial que nuestro pequeño rincón tiene y se quedó para hacer fortuna, y en eso no hay duda, ha pasado de ser empleado de  inmobiliaria a gerente de una empresa de Helicópteros, e incluso ahora sabe hasta de botox, pero eso sí su dinero hecho en esta bendita ciudad sirve para patrocinar equipos de su tierra natal Cabra que pasa a llamarse Helity-Club Deportivo Egabrense , quizás porque Barranco-Club Deportivo Egabrense sería un alarde de ego desmesurado.
Ahora a cambio, quizás para que se nos olvide el cabreo de la pasta que ha soltado al egabrense, nos sale con que en breve estaremos volando en unos aviones de despegue vertical que aún no están ni homologados, esto ya no es humo, esto  es una humareda en toda regla.

Señor Barranco, deje de vendernos humo que dicen que quién juega con fuego termina quemándose, haga algo de verdad y de lo que entienda por esta ciudad que usted afirma querer tanto y de la que tanto beneficio está obteniendo, no venda más humo, sea serio, vuele a Gibraltar, vuelva a volar a Melilla, cree la escuela de pilotos y mecánicos, traiga el simulador, el super avión de vuelo vertical, patrocine el deporte local,  pero por favor, no nos venda más humo que nos ahoga.

Comentarios